Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 3 de octubre de 2012

AleMamá recomienda un sitio estupendo

Se llama "Caminando" y es de un mexicano del que nada sé salvo por lo que le he leído. Me siento afortunada de haberlo descubierto haciendo click en el botón "siguiente blog". Si les he picado la curiosidad, visítenlo acá* y cuéntenle que van de parte mía. Estaré feliz de que lo conozcan y creo que él también. ¡Disfruten!

9 comentarios:

Miriam dijo...

Anda, hace tiempo que no pasaba por aquí, y veo el fondo cambiado.
Mola la madera
Ahora me voy hacia el enlace, la curiosidad es mi punto débil

Gabriela dijo...

Si AleMamá lo recomiendo, ha de ser bueno.

Gabriela dijo...

Quise decir:
Si AleMamá lo recomienda, ha de ser bueno.

AleMamá dijo...

Amigos, es un sitio sin ningún adorno, es puro contenido sin pretensiones, pero ¡de la vida misma! me ha encantado.

esteban lob dijo...

Ya fui a ese llamativo blog, recomendado con toda justicia por ti y dejé un mensaje dando cuenta de tu recomendación a verlo.

Un beso.

AleMamá dijo...

¡Bien, esteban!

Winnie0 dijo...

Viniendo de ti la recomendación...allá voy Un beso Ale

Miguel Ángel Hernández dijo...

Caray, AleMamá, he pasado del agradecimiento a sentirme un poco avergonzado por lo que dices de mi blog. Me he quedado sin palabras y con una alegría en el corazón que no sé cómo expresar.
Suerte al destino que nos ha topado.

AleMamá dijo...

Verdaderamente siento y pienso lo que he posteado. Dices cosas interesantes y muy bien dicho.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas