Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



lunes, 1 de octubre de 2012

Es cosa de abrir los ojos y... ¡maravíllate!



Foto tomada de Paco Herrero*
Dos gaviotas hacen su danza frente a mi ventana. Sus colores contrastan bellamente contra el azul profundo que el mar luce hoy. Mis móviles bailan el mismo vals que las gaviotas, con el mismo viento, contra las mismas nubes. Todo es un concierto de las criaturas dando gloria a Dios.

Soy testigo de tanta armonía y belleza como una intrusa que se invitó sola a una fiesta eterna que no necesita más espectador que el Creador, el mismo que me hizo a mí y, pensándolo mejor, creo que se alegra de darme este gozo y que yo esté consciente de ello para agradecérselo.

16 comentarios:

AleMamá dijo...

"Post" escrito en la remota playa donde tenemos nuestra casa de veraneo... y "primavereo"

Winnie0 dijo...

y de verdad creo que vale la pena darle gracias a diario por todo lo que nos rodea!!! un beso Ale

AleMamá dijo...

Winnie , ¿a qué horas duermes, señora?
Gracias por madrugar comentandome.

Ana y Blanca dijo...

Si te gustan los blogs gastronómicos, te invitamos a pasarte por nuestra cocina!
http://juegodesabores.blogspot.com.es/

Fernando dijo...

Qué bonito, Alemamá.

Me sorprendió al inicio, pues creo que tu casa está tierra adentro. Al leer tu primer comentario comprendí todo.

Sí, la naturaleza nos lleva a Dios como de la mano.

Cyrano dijo...

Te salio muy bien ale. Un verdadero poema a la naturaleza sin dejar de ser una agradecida oracion a Taita Dios.

AleMamá dijo...

Cyrano: si me ha salido bien, como dices, también es para gloria de Taita Dios.
Cariños.

AleMamá dijo...

Fernando, tengo dos casas. La de la playa queda en el norte, en la región de Coquimbo, "entre Tongoy y Los Vilos", que en Chile es un dicho para decir "más o menos", pero en este caso es verdad.
Saludos

Gabriela dijo...

Ciertamente, es cosa de tener la sensibilidad para no perder momentos como este que nos regalas.

esteban lob dijo...

Te felicito por encontrar maravillosas las cosas simples de la vida. En verdad una gráfica como la que expones, es mejor que otras mil cosas.

AleMamá dijo...

Gaby y Esteban: la sensibilidad creo haberla aprendido de mi vieja que siempre nos ha hecho mirar las cosas que nos rodean. Cosas como los lindos dientes que alguna vez posteé; los colores de los ladrillos que -depende el país- son diferentes; el sonido de los insectos a la hora de la siesta (también posteado alguna vez), etc.

Gracias por venir

Ajovin Puente Mateo dijo...

Son dos gaviotas matriomoniadas, hermanadas cuando menos.
Son bellísimas y un lujo contemplarlas.

AleMamá dijo...

Ajovín, esas gaviotas no son mías, pero las que vi te aseguro que no les iban en saga en belleza de ellas y su elegante vuelo.
Saludos a Medranica.

Milena - en danza dijo...

Gran inspiración, nada como observar detenidamente la naturaleza que nos rodea.

dolega dijo...

¡Que hermoso lo que has escrito!
Algunas veces, las escenas más maravillosas pasan delante de nuestros ojos y es cuando te das cuenta que es imposible de Dios no exista.
Besazo

AleMamá dijo...

Dolega, querida, gracias por pasearte por mi sitio. Es un gusto y un honor que alguien se tome el tiempo para hacerlo.

Bien dices: Es imposible que Dios no exista. Así lo creo cada vez más.

Un besote y feliz de que estés de regreso de tu lindo viaje.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas