Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 31 de octubre de 2012

Generosidad de Sofía, mi nieta


Me traje 6 objetos queridos por la niña
La verdad es que Sofi no es muy de demostrar su cariño, ni con besos, ni menos con regalos. ¡Ni un dibujo me había regalado jamás antes de la tarjeta del día de los abuelos! Pero eso ha comenzado a cambiar desde hoy.
Como tiene esguinzado un pie, la dejaron con la correspondiente inmovilidad que le da una bota ortopédica y se ha quedado un par de días en casa. Hoy la fui a acompañar un rato en que lo pasamos muy bien las dos y aproveché de hacer un trabajo de joyería con ella pues, como siempre, no quería ni que le tocara sus cosas, y si lo hacía me las quitaba de las manos, como hizo con un sombrero de bruja, unos rompecabezas, alguno de sus montones de libros, etc, y me decía que si quería un juguete, que tomara el gato dorado, esas horripilancias chinas que saludan con la mano. Yo me negaba y le seguía pidiendo otras cosas mientras conversábamos sobre lo lindo que es ser generosa.
Yo pensaba, ¿entenderá Sofía lo que es eso? y seguíamos jugando a armar rompecabezas de 100 piezas, que también me encantan a mi. Así nos fuimos haciendo cómplices, porque le digo las cosas como si fueran secretos entre ambas en una ambiente entretenido y distendido, hasta que le pedí juguetes prestados, para jugar en mi casa, y ella de a poco me fue pasando algunos y eso que le puse de condición que los que me prestara debían ser algunos que a ella le gustaran, porque cualquiera da lo que le sobra, lo que desprecia o vale nada, pero eso no es generosidad. 
¿Que si entenderá Sofía eso? ¿Que si lo entiende? ¡Vaya que sí! De repente me dijo que ella "tenía el egoísmo dentro de su cerebro" (así, tal cual) y que se lo iba a sacar de a poco. Entonces yo hice como que le sacaba el egoísmo de su cabecita y lo tiramos desde el 5 piso mientras nos reíamos con la simulación. Bastó eso para que me prestara los juguetes que muestro y debí decirle que ya estaba bueno. Mi compromiso es que en la primera oportunidad en que ella venga se los devolveré, pues me los traje para que la lección de amor con la abuela sea una realidad. Estoy muy contenta con el resultado y ella quedó tan satisfecha con su desprendimiento que espero que le sirva para pensar en los demás a sus tiernos 5 añitos.

12 comentarios:

Winnie0 dijo...

Y lo que te va a seguir sorprendiendo....por maravillosa infancia e inocencia...y porque eres SUPER ABUELA Un beso Ale

dolega dijo...

Esas pequeñas vivencias con los niños, son las que hacen adultos de ley. ¡Que bien lo entiendes AleMamá!
Contado así como tú lo haces, suena fácil pero la mayoría de la gente no sabe inculcar esas cosas con amor y humor.
Felicidades por ser tan buena educadora. ya sea de hijos ó nietos.
Besazo

elsillóndepapá dijo...

Pues a lo mejor solo es el principio, espero que sí. A veces para un niño dejar sus cosas les cuesta un mundo, pero como descubran lo bueno que es compartir será más fácil. enhorabuena por el logro y que vengan más. Un abrazo

ojo humano dijo...

Es tan hermoso compartir con los abuelos y que ellos den tiempo a sus nietos, recuerdo a la mía con tanta alegría, es una relación de amor sin fronteras.
Disfrútala.

Gabriela dijo...

Ese es el tipo de respuestas que tienen los niños y que nos dejan descolocados. ¿No será que alguien se lo ha dicho alguna vez? ¿En el nido/jardín de infantes a donde va?
De otro lado, qué buena manera de deshacerse del egoísmo.

Mariana, (la mamá) dijo...

Querida Ale
Me encantò tu entrada en el Blog!!
Hasta a mi me sorprendiò la Sofi!! pensar que al ser ùnica sin muchos niños cerca con quien compartir y pelear por sus juguetes el compartir es algo que hay que enseñarle de a poco, muchas gracias por ayudarnos en esa tarea de educar y creo que es algo que se tiene que repetir en la medida de tus posibilidades.
Muchos cariños.
Mariana

AleMamá dijo...

Mariana, copié tu respuesta a mi entrada acá, para ponerla en contexto. Me alegro de que te gustara lo sucedido, pues los abuelos tenemos temor de chocar con los padres en los criterios para educar.
Un beso

medranica55 dijo...

son encantadores cuando son pequeños, y a veces dicen unas cosas que parece que se lo estan diciendo por detras. Lastima que se pierda tan pronto la inocencia. Pero aprovecha lo que puedas.

susana dijo...

Eres una gran educadora. Un beso.

Fernando dijo...

Qué post más bonito, Alemamá. Ojalá Sofía guarde para siempre esta escena en su corazón y la recuerde y le ayude a ser buena.

Tocas un tema muy difícil, por nuestra tendencia natural al egoísmo. Es fácil darle a Dios o a los demás los juguetes que no nos interesan. Dar lo que nos gusta es un drama que cuesta siempre, por muchos años que lleve uno esforzándose. Sólo la gracia de Dios nos permite salir de esa jaula.

Sofía tiene suerte.

Mónica Alvarez dijo...

Ale:

las actitudes y valores se forman en el vínculo.Muchos padres dan discursos.Por experiencia se que los niños aprenden haciendo con..... Así es como te recordará tu nieta. Lo que hacías con ella con amor.Buen punto de partida.

Saludos desde Ñuñoa

Miriam dijo...

Ja ja.. me ha recordado a mi sobrino, que me decía hace unos días que él es envidioso, porque no aguanta que su hermana vea la tele mientras él hace deberes. Lo gracioso es que no le daba a la palabra "envidioso" ninguna connotación negativa.
Sobre la entrada, es una gran tarea la de los abuelos, al educar a los peques en esas grandes pequeñas cosas.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas