Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 1 de enero de 2013

Tiempo de cosechar, guardar y proteger

Foto de mi árbol en un año anterior


Es tiempo de mermeladas en el hemisferio en que vivo. Este año 2012-2013 mi arbolito de damascos/chabacanos/albaricoques ha dado muy poco para lo que lo hace tradicionalmente, y es que lo hemos podado un poco para luego poder cosechar sin subirnos al techo de los vecinos. Sí, ha dado poca fruta pero de una calidad extraordinaria en apariencia y dulzura. Como siempre, parece que el sufrimiento hace que las cosas luego sean mejores. 

Cuando regrese de mis vacaciones haré dulces de otras frutas pero en menor cantidad, porque ha sido de rigor hacer ollas y ollas de mermeladas para mi familia, que se ha ido achicando tanto, que ahora no necesito para la casa sino para regalarles, incluyendo a mi vieja madre. Es una pena, pero me encontraron diabética y no puedo hacer desarreglos dándome esos gustitos.

Les dejo un enlace a mi blog "Ideas para tiempos difíciles", de cosas útiles, baratas, ecológicaas y para aprovechar recursos, donde enseño cómo tapar los frascos -que NO esterilizo- para no perder ni un gramo de esta delicia hecha con cariño. Si les parece, véanlo allá bajo este mismo título: "Tiempo de cosechar, guardar y proteger lo salimentos" *

11 comentarios:

Gabriela dijo...

Dicen que de lo bueno, poco. Aquí tienes la confirmación del dicho.
Saludos.

Jorge S. King dijo...

Hmmm que rico!
Suelen decir que cuando la planta sufre un poco o hay algo de sequía, suelen dar lo mejores frutos.
Los famosos frascos de dulces y otras conservas, forman parte de nuestros mejores recuerdos de niñez.
Aunque mi madre por ahí se manda algunas delicias, ya no son tan habituales como antes.
Espero y deseo que tengan un muy feliz año nuevo.

Fernando dijo...

Feliz año y feliz viaje, Alemamá, hasta la vuelta.

dolega dijo...

¡¡Que maravilla aleMamá!! Sigue disfrutando de este verano que tanto envidio.
Un enooorme beso para tí y todos los tuyos.

ALMA dijo...

ayyyy, con la diabetes!!! conozco algo de eso porque mi marido la padeció, pero eso no significa que puedes privarte de cosas ricas. Si te parece o necesitas recetas sin azucar, mandame un mail al Almacen y nos ponemos en contacto.

Buen año

Winnie0 dijo...

Mi querida ALE FELIZ AÑO Ya he vuelto de mis vacaciones navideñas y te extrañaba Un beso enorme

Winnie0 dijo...

Una cosita para ti en mi blog Un besote

Ajovin Puente Mateo dijo...

Maravillosos los albaricoques bien maduros y del árbol. Nada que ver con los que venden en las tiendas.
En mi Aragón, una región de España, los llamamos alberges. Y si están verdes —que algunos se los comen, los llamamos “matachicos” pues se los comían los críos y ya se sabe, estos no tienen medida y pocos pues bueno, están regulares, pero si te comes muchos en verdes, inmaduros, pues creo que te joroban las tripas.

Silvia Parque dijo...

¡Qué lujo! Hermosa foto.

Fran dijo...

La temporada de cosecha es preciosa. Y se disfruta mucho.
Como me gustaría probar tu mermelada. Voy a tu enlace para ver cómo la haces. Feliz 2013.

René dijo...

Que ricas son las mermeladas caseras, también he hecho de varias frutas, damasco, frutilla, durazno y ciruelas, un clásico familiar, se hace con las más silvestres y enteras, lo que le da un sabor único.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas