Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 11 de mayo de 2013

Asimetría políticamente incorrecta


Hay un doble estándar para nombrar las relaciones amorosas en la prensa en estos tiempos en que vivir "en pareja", sin mayor compromiso, está de moda. Eso siempre se ha llamado convivencia,  pero por lo visto hoy por hoy sólo se deja la palabra tradicional para los delincuentes, como en esta noticia aparecida hoy en los diarios de Santiago de Chile:
SANTIAGO.- El Tribunal Oral en Lo Penal de Puente Alto rechazó otorgar el arresto domiciliario parcial a K. S, la mujer que fue acusada de asesinar a su conviviente en octubre de 2011 y que fue absuelta en enero pasado.
He leído alguna vez, en la misma página, una detrás de otra, dos noticias en que el trato a esa relación informal se la nombraba diferente; por un lado, una reducidora de especies robadas "y su conviviente" habían caído en una redada policial. La otra noticia era que "la pareja" de una conocida actriz se había matado en un accidente en un camino de montaña.

Me pregunto el por qué de tan diferente trato.  Podrán decir que son sinónimos, pero no se usan indistintamente, y para qué voy a mentir, soy romántica y me encantan las relaciones amorosas con un compromiso firmado para que, cuando el tiempo haga su trabajo de desgaste, nos recuerde que también la vida tiene primaveras, veranos, otoños e inviernos pero que sigue.

12 comentarios:

Gabriela dijo...

Intentando explicar la diferencia, los convivientes conviven, aunque suene redundante. Los que se definen pareja no necesariamente viven juntos.
Es como lo entiendo.
Lo que me saca de quicio es una frase que se ha puesto de moda por acá: compañero sentimental. A veces por no repetir, los periodistas inventan frases muy cursis (muy huachafas, diríamos acá).

AleMamá dijo...

Se nota, Gaby, que somos del mismo barrio y herederas de una cultura con bases comunes. En Chile decimos "huachaca".
Cariños

releante dijo...

Hola alemamá, a veces, llamar a las cosas por su nombre no es "bueno" y utilizamos, según lo que nos conviene según prejuzgamos una palabra u otra, esto en España, pasa de lo lindo. Un abrazo

AleMamá dijo...

Releante, coincido contigo en la adecuación del lenguaje en muchos casos tal como sucede con nobles palabras como es el caso de "democracia", "amor" y otras.
Saludos

susana dijo...

Yo creo que cuando una relación tiene vocación de futuro no hay razón para no comprometerse. Un beso.

ojo humano dijo...

Me gusta vivir "en pareja", "conviviendo", en una "relación", y como dice el apóstol Pablo "un deber conyugal". Obvio que prefiero con anillo, torta y casita separada de las madres...
La discriminación es propia del lenguaje de quienes saben manejan (o manipulan el lenguaje). Por eso me gusta que escribamos sin eufemismos.

Un abrazo, por cierto, disfruta tu día de la madre ...y abuelita.
Dios te dé un corazón grande para ellos... (y como dicen ahora, ellas).

Fernando dijo...

Eso es así, Alemamá. Si se habla del enemigo político es la "querida" o la "amante"; si se habla del amigo político es la "compañera sentimental" o la "amiga entrañable". Todo es de una gran hipocresía.

El problema llega cuando esto afecta a los Jefes de Estado. El otro día explicaba el periódico el problema habido en China cuando el Presidente francés, Hollande, viajó con su... ¿novia? Los chinos será comunistas, pero los temas de protocolo los llevan con mucha seriedad.

eligelavida dijo...

Pues sí; lo dices con mucha sabiduría y es muy cierto. Siempre hay primaveras y otoños, inviernos y veranos, cosa que hoy está muy olvidada. Lo normal es que a la primera los jóvenes lo dejen para "comenzar" con otra pareja. El ejemplo de los veteranos debería servir de algo...

esteban lob dijo...

Ah esto del lenguaje, AleMamá, me sorprende cada día más.

Puede que en esencia la palabra sea bien empleada, pero al escuchar hace unos días que al hablar de una desgracia que le había ocurrido a una persona de bien se referían a él como " el sujeto" me pareció desafortunado, despectivo.

Piensa en la ligereza con que en caso de cualquier noticia se habla de " la banda que asaltó a dos ancianos ... de 52 y 54 años de edad"¡¡¡¡¡¡.
Actualmente hay un relator deportivo que seguramente para lucirse con una fórmula propia, en vez de utilizar referencias al arquero o portero habla del "cuidatubos".
En suma, hay veces en que quisiéramos que al idioma castellano lo dejaran tranquilo, tal como está.
Pero... me he salido del tema, divagando.
Perdón por lo largo.

Cyrano dijo...

Cada uno opta por lo que mejor forma le conviene o le guste. Ahora se convive primero y se casan después, si es que se casan.

dolega dijo...

¡Lo de "conviviente" me ha encantado!

Es que el compromiso cada día gusta menos. Pero no solo en las parejas, en todos los ámbitos de la vida.
Besazo

AleMamá dijo...

¡Ay, Dolega! cuánta razón tienes, amiga querida. Algo pasa con la esperanza de las personas que no se quieren comprometer con nada dando el cheque en blanco que dábamos nosotros cuando asumíamos compromisos de por vida con todas nuestras fuerzas puestas en cumplirlos lo mejor posible.

Cariños desde el otoño austral

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas