Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 14 de marzo de 2006

¿El vil dinero?


Mi amiga Cata D ha posteado sobre lo que siente al recibir su primer sueldo y es interesante lo que se puede hacer o no con el dinero.

Al comentarle, le he dejado como siempre algo que vengo empollando hace mucho y explota cuando no lo espero. Dejaré como posteo mi comentario de allá pues así pienso:

Cata, te felicito por tu trabajo. De verdad sería lindo trabajar en lo que te motive mejor, pero como dices, si es trabajo digno, está bien, y la recompensa es el dinero que también está bien, pues representa trabajo, o sea es tu trabajo materializado en dinero a tu disposición. Son horas de tu vida hechas papel moneda y desde ese punto de vista, al comprarte ese chaleco tan lindo estás invirtiendo un porcentaje de tu tiempo, de tu vida, que el tiempo es eso: VIDA.

¿Es inversión o despilfarro? yo pienso que las entradas a ese espectáculo para tus viejos es una preciosa inversión de tus horas de vida y de esfuerzo trabajando para conseguirlas.

Otro cuento muy diferente es usar los medios de otros, los ilegítimos, pues igualmente es trabajo y vida del prójimo, por eso los oportunistas, ladrones y otras yerbas los encuentro de lo peor.

Yo no trabajo fuera de mi hogar, pero "me gano los porotos" haciendo de mi casa un hogar para los que entran y salen y aquí gasto mi vida -o sea me la gano acá- y a nuestros hijos, en justicia les debemos ayudar con medios económicos hasta que se independicen, porque los engendramos y libremente optamos por casarnos y sus consecuencias, pero claro, sin caer otra vez en el círculo del abuso, etc. que tampoco es ayuda.

Hay quienes dicen que "el tiempo es oro"; conozco un santo que dice que "el tiempo ¡es gloria!"

10 comentarios:

B.B. Queen dijo...

la sensación que te produce el primer sueldo es fantástica. no es como el simple hecho de tener dinero en la mano. no, es tuyo y te lo ganaste con el sudor de tu frente. es tu recompensa.
cualquier gasto que hagas con él no es para nada un despilfarro. más que eso, es una satisfacción.
te leo.

CATA D dijo...

Alemama muchas gracias por tu comentario y por haberme linkeado en tu blog. Me encantó tu comentario, creo que el trabajo de una dueña de casa es igual e incluso más digno (si se puede) que alguien que trabaja fuera de ella, porque la crianza de los hijos no tiene paga. El sueldo es el cariño que uno recibe de la gente que quiere, de los hijos y del marido ¿no crees? ¡y qué mejor sueldo que ese?. Ojalá todas las mujeres pudieran estar siempre con sus hijos (aunque apruebo 100% que una mujer trabaje fuera de su casa, me refiero más bien a lo necesaria que es una madre para sus hijos). Te felicitop porque creo que tienes el mejor trabajo.
Estamos posteandonos, un beso y cuidate

Juan Ignacio dijo...

Alguien me enseño que el trabajo es mucho más digno que el dinero.

El dinero te lo dan por el tiempo en que has estado a disposición de otro; el trabajo (obra más o menos material) es invaluable.

Divagues filosóficos que parecen muy traídos de los pelos, pero pueden ser útiles a veces...

Alemama dijo...

El trabajo...¡qué tema, eh! ¿se han dado cuenta de que del "vil dinero" hemos pasado al trabajo que lo produce? Claro, todos tenemos razón. La Cata al estar contenta con su primer sueldo y en qué invertir; B.B en que ya que es tuyo puedes usarlo como quieras, pero yo le daría un matiz y es que aunque sea así hay responsabilidad por medio, pues hay personas que aunque suden hasta quedarse secos como momias, no logran lo necesario y el que gana mucho debe ser justo, no ostentar -de pésimo gusto por lo demás- y si es posible dar trabajo o ayudar a su vez.
A juan Ignacio le encuentro toda la razón en que trabajar es más digno que el dinero, pero como no somos seres gloriosos, necesitamos el fruto del esfuerzo, y por último me gusta recordar que el trabajo NO ES CASTIGO por el pecado, pues Dios nos puso en el Paraíso "para trabajar" y eso antes del pecado original.....¡el castigo fue "con el sudor de tu frente"!, pues ¿habrá algo más latoso que no hacer nada? pero nada nada nada, como en un hospital o cárcel.....

ojo humano dijo...

Todo trabajo es digno si es honesto, creo. Además lo óptimo es hacer aquello que amas, o amar lo que haces. Todo trabajo con cariño es un aporte al mundo, una alegría...
Gracias a Dios me ha dado la tarea perfecta, aunque a veces soy medio flojona, lo reconozco.
Me gustó tu blog, te seguiré leyendo.
Saludos.

Alemama dijo...

¡Lo que son las cosas! Leyendo una revista Selecciones del año 1965 me he encontrado esta "Cita Citable":

"El precio de una cosa es la cantidad que debemos pagar por ella, ya sea en el acto o a la larga, en la moneda que yo lamo vida"
--Henry David Thoreau

*****
¡Díganme si no es coincidencia! Yo sé queno hay nada nuevo bajo el sol y que lo que yo piense suele ser síntesis de pensamientos anteriores que he sintetizado en mi mente, pero encontrarlo así.....¡mucho! ¿no? pero que bien dicho.

MaRiPoSa dijo...

Yo odio el dinero..siempre me pregunte por que tenia que existir..quien lo invento y esas cosas...pero lo detesto...a veces siento que nada se puede hacer si uno no cuenta con el....es decir..o puedes estudiar...no puedes comer..( a menos que tengas una granja) pero necesitarias como mantenerla y etc etc etc...en fin. siento que limita a las personass...

pero ya esta..y se husa y todos lo quieren..hasta yo..a veces duele gastar tanta plata en cosas que despues dejas de lado..en mi caso...las fotocopias pa la U....terrible...siempre he dixo si las hojas se comieran...los estudiantes no sufririan de hambre.. jajjaa

adios estoy dando vuelta por todos los blogg que pueda!!! a ver que encuentro ..me gusto el tuyo te agregare en favoritos bye

Marina dijo...

Buenasssss...Ale, gracias x tu post y preguntar por mi padre: está estable, haciéndose estudios y con medicación pero con un panorama más distendido que cuando había que hacerle "ya" el triple by pass...pero eso nos lo dijeron en una clínica privada, sospecho de su honestidad, je...un abrazo en Cristo.

alegriadequerer dijo...

hola buena amiga vonito pot
el mejor trabajo es el que se hace dicnamente con amor sin importar la paga.
eso me hace recordar una historia que ley de un famoso pintor vangoht pinto toda su vida sin resibir paga por sus pinturas hoy los cuadros de vicen no se venden son patrimonio y hoy en dia dan alegria a todos los que acmiran su arte el pinto porque amaba su trabajo sin merecer paga, lindo pot alemama como todo lo que usted hace

un beso de familia

Alemama dijo...

Lo dicho: si trabajas, mereces y es justo que se te remunere y no necesariamente en dinero pues antes que él había trueque.

Yo no trabajo remuneradamente por dinero; mi paga es que tenga las cosas nesesarias para vivir dentro de lo que "mis empleadores" (mi familia) puedan por un trabajo "profesionalmente bien hecho" por mí que he optado por esto: estar en mi casa.

No crean que no merece pago mi pega, pues es lo socialmente más rentable que hay y personalmente lo más gratificante; claro, si lo haces en conciencia, pues si te dedicas a sacarte pelos con una pinza mientras las camas están sin hacer....¡no te mereces el pago!

Creo que las dueñas de casa, o amas de casa o cómo se llamen tenemos derecho a un reconocimiento del valor de nuestro honesto y sacrificado -pero a la vez maravilloso- trabajo sirviendo a los que amo.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas