Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 19 de marzo de 2006

Omnisciencia

Todo quisiera registrarlo, todo documentar, archivarlo en mi memoria, ponerlo en mi bitácora. Saber y no olvidar es mi deseo, pero....




¿Cómo gira el aire en medio de mis móviles?










¿Por qué una ola crece y, espumante, me moja?


Deseo atesorar cada instante, cada imagen, cada beso, mas no puedo....no es de humanos el saber los sentimientos, los porqués, las intenciones; incluso al evocar hay que hacer un gran esfuerzo:

¿Cómo eran tus ojos, hija?
Cuando niño, ¿qué decías?
¿Cómo era ese gesto amado?
La risa de mi madre, ¿qué la provocaba?

No conozco la fecha que está puesta para la cita que me llevará más lejos que la muerte, más lejos que las dudas; ¿de la ignorancia? ¡¡lejos!! mientras tanto, esta incertidumbre da el espesor, profundidad, sentido a cada instante -hermoso o triste- de mi vida.




Mis móviles mirando el mar de donde proceden

9 comentarios:

mixtu dijo...

quantas questões e pensamentos...a verdade é que a vida é feita ed interrogações
beijos europeus

Claudia (Pampa) dijo...

me has dejado sin letras, pero acá estoy leyendo.

MaRiPoSa dijo...

querer guardar en tu memoria los recuerdos de cada instante es una forma de superar el tiempo....el deseo de querer hablar o escribir de todo lo que vez es lo que hace especial tu vida, poca gente se da cuenta de las maravillas del mundo, muchos olvidamos que los pequeños detalles son los que hacen las grandes cosas..

Alemama dijo...

Post scriptum:

Este post lo redacté en la playa. Los móviles los hago con lo que recojo de la playa inmediatamente debajo de mi casa.

Cada mañana bajo los diez peldaños que me separan del mar y reviso lo que me pueda servir. La gente del lugar lo encuentra de lo más extravagante eso de guardar como tesoros "lo que bota la ola" pero para mí tienen una estética especial si lo juntas con armonía. Hacen un sonido calmante y bello y se mueven al compás de la brisa, y si pasa de brisa, avisan que hay vendaval para que me vaya a mi casita en la ciudad :)
¡Lindo!

Gracias por sus comentarios.

TeRcEr OjO dijo...

Hola
Que bonito
me hiciste recordar el libro de las preguntas de Pablo Neruda
Te lo recomiendo
Salu2

Alemama dijo...

Carola querida...¡qué despiste! para mí "el tercer ojo" ha sido siempre tu blog de blogs, al famoso intercontinentalmente....y tienes este tan lindo acá. Eso te pasa por ocultarte detrás de la profe...

Gracias por tu comentario en mi último post sobre el deseo de saberlo todo. Realmente das ánimo, ¡mira que yo te haya recordado a Neruda, el Neftalí más conocido del país!

No he leído lo de las preguntas, pero yo me maravillo con todo y soy ¡tan re agradecida con Dios por cada cosita! Es que lo que "es obvio" no lo es y nos puede faltar, ¿no?

Saludos y gracias de nuevo, un placer que vinieras.

Claudia (Pampa) dijo...

no veo ningun sapito aca, none ta?

B.B. Queen dijo...

qué móviles más bellos... explican tu ausencia en el blog, te fuiste con ellos, a la playa. y bailaste con la brisa del mar al ritmo del sonido de las olas, y ellos te acompañaron en tu danza.
me permití escribirte estas palabritas inspirada en tu relato.
¡qué relajo! podría apostar que volviste con las pilas recargadas ¿no?
estoy tratando de volver.
te leo.

Trini dijo...

Ale, y si lo sabemos todo? con qué ilusión vamos a seguir viviendo?...
Mejor es saber que dentro de un rato, mañana, el mes que viene...aprenderemos algo nuevo que desconociamos y eso nos llenará de alegría.

Besos muchos para ti e Irma.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas