Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 26 de febrero de 2008

Condones: mi protesta

Hay situaciones que me caen MUY mal, como a todo el mundo le pasa con diferentes cosas, supongo. Pienso que lo que me ha caído como "puntapié en el estómago" hoy es algo de fácil solución con buenas maneras y voluntad. Es que verme enfrentada a una cortina de condones sobre mi cabeza cuando debo comprar mis remedios, o, simplemente al pasar por las cajas del supermercado, es algo que me subleva, más aún si voy acompañada por mis hijos y/o sus amigos, como ya me ha tocado.

Ya sé que para algunos es una demostración de madurez cívica el que no sea tema tabú la existencia y promoción de los plastiquitos a que hago referencia, pero no a todos nos parece que algo tan íntimo como una relación genital sea algo para exibir en público. Perdón por la crudeza al llamarla así, que amor o romanticismo no son por la desconfianza por un lado y por la separación que de hecho hace entre dos que debieran amarse con todo lo que son y poseen, incluído el don de la fertilidad.

Es chocante tener que soportar que mis hijos adolescentes deban pasar entre las cajas de preservativos en unos expendedores como de cigarros, con la diferencia que los cigarros están demonizados y los otros serían la panacea para cualquier cosa que impida el uso y abuso de la sexualidad humana. ¡¡¡PROTESTO!!!

Si es tan lógico, ¿por qué no hacen lo mismo con los tampones femeninos o con las bolsitas para la incontinencia?

Conste que no le niego a nadie el derecho a usar estos accesorios en sus asuntos interpersonales, pero ¡caramba!, háganlo en privado, como todo lo íntimo requiere.




17 comentarios:

Alemamá dijo...

Los lugares a los que no me he querido referir en la portada del post son la farmacia Ahumada en el Unimarc de Las Tranqueras, Vitacura, y el supermercado Santa Isabel ( con perdón para la señora) de la rotonda Irene Frei de la clínica Alemana de la misma comuna.
Antes de protestar acá les he hecho saber mi molestia a ambos con cero acogida.

Guillermo N. A. dijo...

-
Creo alemamá, que el asunto en cuestión tiene una simple razón de ser... mercantilismo...
Tanto el licor, como los cigarros, como los preservativos, son objetos que "venden mucho"... por supuesto que si esto es cierto, uno pensaría que menos aún se requeriría exhibirlos tanto, pero así es esto de la cultura del consumo...
peor (creo yo) que la exhibición de los preservativos (y escribí peor porque concuerdo plenamente con tu opinión) lo es la exhibición de cigarros. Ponerlos "a la mano" atenta contra una "supuesta" convicción generalizada del daño que ocasiona el fumar, y más aún, es un hostigamiento a los que pretenden evadir la adicción...
Y algo similar sucede con el licor...
Saludos...
-

ojo humano dijo...

Ay, Ale, yo ni me he enterado, definitivamente 1) soy bastante distraída 2) no camino por donde tú lo haces. En el barrio donde compro no se ven. Harto mal gusto tienen, en todo caso.

Me voooooooy aa ¡¡¡¡¡Frutillar!!!!huifale, voy a estar CUATRO días por esas lindas tierras. Así que te dejo un saludito feliz de salir unos días de Santiago (espero no ver condones por allá , jajaja)

Te quiero mucho

Irantzu dijo...

Yo al contrario del comment anterior, creo que lamentablemente los condones no se venden lo suficiente, y que eso es quizas una razon para ponerlos bien visibles, porque mientras mas a la vista esten, mientras mas cotidianos sean, mas normal sera para los cabros mas jovenes comprarlos. Porque convengamos que la vida sexual es sana y bonita, no tiene nada de malo, y no tiene edad, es una cosa de madurez y sentimiento (ya se que no siempre es asi, eso es cosa de cada uno, pero idealmente deberia ser asi), y no por eso vas a querer tener guagua a los 16, ni siquiera a los 25, o 30, porque la decision de tener hijos no tiene que ver con el amor de pareja. Quiero decir que puedo estar muy enamorada pero no sentirme preparada para tener hijos todavia (o nunca) y es una decision personal y muy responsable.
Lo de "no le niego a nadie el derecho a usar estos accesorios en sus asuntos interpersonales, pero ¡caramba!, háganlo en privado , como todo lo íntimo requiere.", no lo entendi bien, quien no los usa en privado??? Podrian estar en la caja o en un pasillo y estarian a la vista igual (por que habria esconderlos? como tu misma dices, nadie esconde otros productos) y la gente pasaria por la caja con ellos igual, o los verias tu y tus hijos en los carros de los demas, etc...
No se, a mi me parece logico que existan, logico que se vendan, y nunca me habia llamado negativamente la atencion que estuvieran a la vista, pero como yo tb soy "reclamona" (dicen! yo no me encuentro, jaja) no me queda mas que decirte que tienes derecho a todo el pataleo que quieras (aunque yo no lo entienda o comparta)... :)

JHWH dijo...

¿Donde dices que está el problema?

Karina Muñoz dijo...

Así como el mundo se ha vuelto secularizado, la sexualidad humana también.
La sexualidad ahora no es algo intimo, sino algo que se vende, se ofrece y lo peor, "se compra".

Dama, estimada, Chile tiene una muy baja capacidad de enseñanza sexual (por no decir nada), obviamente eso afecta la sociedad, la publicidad, y sobre todo la cultura que tenemos ante "los condones"... que al fin y al cabo se llamana preservativos.

Comparto en demasia su queja. Al parecer estos sitios y muchos otros, venden estos productos, como simples objetos del diario vivir. Sin tomar en consideración, en ningún momento, que sólo son "objetos" de carácter íntimo y sexual.

Aún tengo la esperanza de que esto cambie... aunque esperanza hay mucha, pero cambios muy pocos.

La felicito por su queja, que tiene que ver mucho con la postura ética, frente a la venta de objetos sexuales.

Saludos cordiales,

Karina Muñoz B.

almena dijo...

Realmente, creo que a estas alturas ya nadie ignora la existencia de tal adminículo ni los lugares donde se dispensan, por lo que también considero innecesario exhibirlo de tan ostentosa forma.

Pero soy pesimista en cuanto al buen resultado de tu protesta, querida Alemamá. Y sabes, lo importante es el $.

Un beso!

alida dijo...

Ale, es lo primero que uno ve en la farmacia, por lo menos aquí en el mostrador donde uno paga ufsss; en un viaje cuando fui a Tenerife lo repartía en la calle te podrás imaginar decirle al niño deja eso allí es para adulto
Besos

j.a.varela dijo...

Qué razón tienes Alemamá!

Banalizar la sexualidad, que de esto se trata, aparte de demostrar mal gusto y poca delicadeza, atropella los derechos de quienes pensamos diferente.

Gracias por esta entrada.

j.a.v.

j.a.varela dijo...

En el enlace, podemos ver la deriva de estas políticas mal llamadas de salud reproductiva.

http://anibalcuevas.blogs.com/ser_audaces/2008/03/repartir-pildor.html

j.a.v.

Tu carne entre mis dedos dijo...

Y yo que hago mi vida? Por un lado me encanta tu forma de ver la vida y tu dulzura reflejada en tus blogs y en tu forma de enseñar. Y por otro disiento de tu post, porque soy muy liberal y amante de los condones. NI SE TE OCURRA ABRIR MI BLOG PORNOGAY, pero tengo otros que puedes ver en mi perfil. No olvides Alemamá. que En la variedad está el placer..

Adoro Chile y los chilenos. Qué bueno ir algún día

Peque dijo...

Alemamá.....que razón tienes ....
Acá se ve igual y pienso en mis hijos...expuestos a esto....
La otra vez mi hija pensó que era otra cosa y se acercó a verlos....cuando se dio cuenta de lo que eran...casi se murio de verguenza..!!!!...
Se ve la poca delicadeza...
Un abrazo
Peque

vichomartin dijo...

Vivimos una época en que transitamos desde el viejo ocultamiento del sexo al develamiento del sexo como mecánica del placer. Esto último se vende y lo íntimo cada vez es invadido cada vez más con esetreotipos. Con estreotipos creemos sentir y decir nuestras intimidades muchas veces venidas de la publicidad y dek decir diario. Tu reclamo, pienso vive (vivimos) esa tensión entre un sexo recubierto de intimidad (a veces misterioso y tierno) y la exigencias de practicarlo (en parte por el mercantilismo) como un acto libertad, placer y felicidad mecánicas recubierto de la soledad propia de nuestra formación masiva como individuos. ¡Cuidado con formar parejas estables! no soportamos soportarnos, !cuidado con la paternidad y la maternidad! Cuidado me invadas mi privacidad. El sexo, espero, deje sus rastros del viejo ocultamiento y pase a ser parte de nuestra vida pública donde la intimidad deberemos re-inventarla recrearla, más allá de los estereotipos -viejos y nuevos- que nos causa angustia. Participo de tu sensibilidad frente al tema, porque yo siento lo mismo que tú.

Rolena dijo...

curioso, no? la venta de cigarros está super restringida a menores de 18 años, pero la de preseervativos, no; hasta se reparten gratuitamente en las escuelas secundarias. Creo que tan importante como la salud física , lo es la salud afectiva psíquica y emocional de nuestros adolescentes. La falta de una auténtica educación sexual y la promoción indiscriminada del uso del condon como panacea contra el sida han tenido un efecto contrario al que pretendían : mayor promiscuidad y un elevado número de embarazos entre adolescentes y el sida galopa cada vez más veloz.

Francisco dijo...

j.a.varela dijo:

Qué razón tienes Alemamá!

Banalizar la sexualidad, que de esto se trata, aparte de demostrar mal gusto y poca delicadeza, atropella los derechos de quienes pensamos diferente.

Gracias por esta entrada.

j.a.v.


Mmmmmmmmm.... llegué aquí a través de Chile Liberal y no pensaba siquiera comentar sobre el tema en cuestión, pero el post citado arriba me pego como "puntapié en el estómago" (jajaja... que cursilería); bueno, con respecto al atropello de derechos... quien defiende MIS DERECHOS cuando nos saturan con publicidad "anti-condón", "anti-sexo", etc... eso sólo por nombrar algunas; así como yo (y muuuuuuuchos más) me tengo que mamar todo eso, los que concuerden con la propietaria de este blog tendrán que hacer lo mismo... aguantar!!! VIVA LA DIFERENCIA...

AleMamá dijo...

Condones hay, para los que elijan la asepsia del sexo, ahí están, pero ¿porqué me los cuelgan de la nariz? si pusieran licores o tabaco ahí ya sabríamos lo que es chillar de escándalo. También podrían colgar coquetamente las bolsas para fecas de personas enfermas que deben recolectarlas. También recolectar fluídos es una función del mentado plástico ¿o no?

La criolla "patá en la guata" la transformé en el académico "puntapié en el estómago" para reírnos. Lástima que no lo captaras.

Gracias por pasar. Es bueno que Chile L nos aporte la posibilidad de mostrar otra opinión, pues en verdad somos muuuuuuuuchos. Su enlace a mi sitio me honra.

Saludos

Con permiso..soy Lulú dijo...

Quien quiere usar condones sabe de su existencia y puede pedirlos sin timideces de acuerdo a su necesidad, gusto o fantasía; de colores, con estrellitas ¡hasta musicales si quieren! lo que molesta es que nos los cuelguen por hombros y cabeza con mal gusto evidente. Me recuerda una tienda de Talca que la llamaban "los trapitos colgando". Sus descendientes hoy rigen la banca nacional, proyección que no tendrán los usuarios de tan mecánico adminículo.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas