Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



viernes, 2 de enero de 2009

Como en mi peor pesadilla

El aislamiento geográfico me angustia bastante. Debe ser un resabio de la agorafobia que me quedó como secuela de un paso muy traumático por hospitales públicos (donde debí estar sin mi familia a los 9 años, porque ellos vivían lejos, en el sur, y me debí medicinar en la capital) . Eso me hizo sufrir mucho cuando era niña y todavía el sentirme sola y aislada me provoca sentimientos de desamparo muy grandes.

Valga esta confidencia como introducción para mostrarles un lugar que es como la representación de mi peor pesadilla: un casa absolutamente sola, en la cima de esta gran roca de origen volcánico que queda en el Pacífico a casi 500 kilómetros de tierra firme.

Sobre este minúsculo peñón, en el medio de la nada, hay una construcción que no sé qué uso tendrá. Pienso que debe ser del gobierno de Colombia para hacer soberanía. Ese tremendo aislamiento hace que se me paralice el corazón de puro pensar en que alguien pueda habitar ahí , la verdad.

¿Cómo lo conocí? pues porque estoy suscrita a Google Earth Hacks*, un sitio que muestra cosas curiosas que se pueden localizar en Google Earth, como construcciones hundidas en el mar; señales de sitios arqueológicos cultivados por encima; personas en los parques públicos sorprendidos por el satélite en actitudes relajadas; aviones en vuelo, y muchas cosas muy intrigantes que me gustan.

Acá les dejo el link para verla en Google Earth*. Como es un lugar remoto, debes alejarte un poco para que te lo muestren en su estremecedora soledad.






7 comentarios:

TriniReina dijo...

Cada vez que veo o sé de una construcción en estos sitios imposibles, pienso en la gente que las construyeron y el esfuerzo que harían.

Muchos besos para ti y tu familia y feliz 2009

Fernando dijo...

Hummm: conviene ver el lado bueno de las cosas.

El señor que viva en esa casa:

no tendrá que ir a juntas de vecinos, ni nunca le tocará ser presidente de comunidad, ni mediar entre peleas de vecinos.

nunca le preocupará al acostarse que los jóvenes del 5º pongan música o los mayores del 3º la tele.

nunca discutirá con nadie sobre el color en qué pintar la fachada.

Lo que no sé es cómo resolverá lo de ir al súper o al cine.

Luisa dijo...

Alemamá,yo en ese peñón no sobreviviría.
¡FELIZ AÑO!
BESOS.

almena dijo...

¡qué interesante! de repente me ha dado por imaginar toda una historia novelada a propósito de esa casa...

:)

besos, Alemamá.
Y un 2009 estupendo para ti y los tuyos

Fran dijo...

Desde luego da miedo. Por esto a mí no me gusta estar en barco en alta mar.
Gracias por el link.
Y ¡FELIZ AÑO NUEVO!

zocadiz dijo...

me gusta la idea de estar ahi un tiempo.
que impresionante lo que existe en esta tierra.

Hilda dijo...

Por fin llegué a tu blog!!. Esa semana de ausencia me tiene atrasadísima en mis visitas por sus espacios.

Coincido contigo, a mí también me angustia el aislamiento geográfico. Vieras como sufrí en el año que tuve que hacer de servicicio social al terminar mi carrera de medicina. Todavía tengo pesadillas que tengo que volver ahí y mira que no fue en un lugar tan lejano.

Ahora de ver esa casa totalmente sola bbbrrr que miedo.

Saludos. Hilda

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas