Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 24 de abril de 2010

Villa Alegre y sus carrozas

Mi hermano René ha estado acompañando unos días a mi "terremoteada" madre.

Es muy observador, lo que unido a una memoria prodigiosa y un sentido del humor muy especial de buen narrador, ha permitido que nos mandara este correo y no he podido resistirme a postearlo acá. Está muy bueno. Lo he gozado.



Villa Alegre y sus carrozas
En mi viaje a mi alicaído pueblo natal y con motivo de haber salido a pie con mamá a buscar a Jaime (maestro constructor) vimos a Marcos Luco el dueño de la carroza fúnebre del pueblo, tirada por caballos. Aún estaba  vestido con colero* y soltando los caballos negros con que habían atendido a algún "cliente". Esto no tiene nada de particular, sólo que mas allá había un carretón fletero* a los que los amarró los equinos que pasaron, de la pompa, a cumplir su cotidiana labor de "azotados". Esto es ya que no tiene caballos propios, los arrienda para cada ocasión.

Para los menores les cuento que cuando eramos chicos y vivíamos en Loncomilla, en una cochera había un precioso coche antiguo guardado, que me imagino sería de la familia Pinochet Bernal (dueños de la casa) desde mucho tiempo atrás. Mamá me contó que Mónica Pinochet tiene el coche y lo arrienda para matrimonios, y el cochero es....... ¡el mismo de la carroza fúnebre! pues tiene experiencia en circular por zonas urbanas. Ahora bien, como para la ocasión los briosos corceles deben ser blancos, entonces arrienda unos que normalmente tiran un carretón arenero.

El cochero de ambos solemnes carruajes, es nieto de Don Segundo González el dueño original de las Pompas Fúnebres Villa Alegre. A este caballero nuestro abuelo le decía Don Segundo Sombra. Ahora bien, Marcos desenterró la industria familiar cuando Juan San Martín pidió que lo llevaran al cementerio en la carroza. Desde ahí el negocio a crecido y su popularidad también, salió en la teleserie chilena Los Pincheira y va a los pueblos y ciudades vecinas como San Javier y Talca a funerales en que lo requieran y estén dispuestos a pagar. Ahora tiene además una carroza automóvil.

Me reí harto con el tema del cochero y sus coloridos caballos.


*"Colero":  le llamaban en el sur a los fracs, por sus dos faldones largos por detrás. 
*Fletero: Que tiene por oficio hacer transportes

Entradas relacionadas:






8 comentarios:

maria jesus dijo...

¡Que divertido! y que bonito que sigan existiendo carrozas tiradas por caballos.

Winnie0 dijo...

Me encantan los coches de caballos....fúnebres y de bodorrio...jaja Besos Ale

derechofamilia-páginas libres dijo...

Que bonito Ale, me gustan mucho este tipo de leyendas, o vivencias de antaño, los carruajes tirados por caballos son maravillosos, y una tradición muy antigua en Lima, ahora son una atracción turística.

Cariños y felicitaciones a tu hermano René.

María del Carmen

Gabriela dijo...

Gracias por compartir este relato tan acogedor.
Para mí, las historias de pueblo tienen un sabor tan especial. Yo he nacido y crecido en Lima, así que solamente conozco estas historias gracias a los relatos de mi mamá, a las de mi tía Angelita que guardo en mi recuerdo, a las que leo en libros diversos y las que veo en televisión.
¡Buen domingo!

Roberto Lone dijo...

Hola AleMamá!

Me imagino que dices "alicaído" debido al terremoto o ¿es por alguna otra razón?.

Muy singular y a la vez, que en en países nuestros exista un personaje único en ciertos pueblos o ciudades. A mi me gustan los caballos, son hermosos.

Feliz Domingo!

PDgracias por tu opinión, te he dejado mi respuesta.

AleMamá dijo...

Ya, Sole, ahí está puesto el crédito de que la foto es tuya. Yo ya ni me acordaba, pues también tengo varias de la carroza más popular del sur de Chile.

ojo humano dijo...

Qué diferente era morir así, cuando todos caminaban detrás de la carroza y aunque la muerte siempre es triste, había un asunto de dignidad para el muerto y para los vivos.

Mary Rogers dijo...

Qué bonitas las tradiciones...y revivirlas a través de las historias de alguien, les da una dosis alta de magia.
un abrazo

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas