Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 5 de junio de 2010

¿Realidad o ficción? ¿Primera o tercera persona?



Con algunas entradas mías acá sucede que mis amigos no saben bien si es realidad o pura ficción, y yo juego un poco con la confusión.

A veces cuento en tercera persona cosas cercanas o en primera episodios que sólo están en mi imaginación, pero siempre en los comentarios aclaro de qué se trata. Ésto sólo es un blog, con entradas escritas por una persona corriente que le pasan cosas vulgares.

Abro los ojos para rescatar algo especial de una nadería, y lo considero un don el poder detenerme y maravillarme con tan poco como los cambios estacionales en mi jardín o con el barrendero que silba en mi calle tres veces por semana, cuando le toca pasar por acá.

Tengo en el blog, desde hace mucho, una sección que es particularmente querida bajo la etiqueta "Historias posibles". Son ficción, entradas inspiradas en imágenes, por lo general. A veces les propongo a mis amigos inventar una historia sobre la foto que me inspiró a mi, y salen cosas bien especiales. Si quieren busquen acá esa sección.

También uso una verdadera espátula mental para rescatar del fondo de los recuerdos las historias que mi mamá conserva para el que quiera oirla, pues a ella siempre gustó de las anécdotas y tradiciones de los viejos. No siempre tiene público interesado. Yo procuro serlo para trasmitirlas acá pensando en la familia y en mis amigos de siempre en este rincón.

Espero seguir haciéndolo. Me encanta, es como vivir por otros también. Una necesidad personal.



10 comentarios:

Winnie0 dijo...

Ale si algo no define tus historias es adjetivarlas como "vulgares"....Un beso

ojo humano dijo...

Bueno, escribir es un arte y un don, también una necesidad y un goce. ¿Qué sería la vida sin palabras? Habría que inventarlas.
Por cierto, tus lectores del presente te aprecian (entre ellos yo) y los del futuro disfrutarán de esta página.
Pasamos por aquí y dejamos una herencia, ojalá incorruptible (¡qué palabrita! ¿no?)

Felicicicidades con cariño para ti.

AleMamá dijo...

Vulgares digo, Winnie, porque las vidas de las personas como yo son por lo general como las de cualquier vecino, del VULGO, de la mayoría.

Lo aclaro porque vulgar tiene una connotación de sucio, "hortera" como dicen en España. "Roto", como decimos en Chile, y no, es en el sentido de corriente.

Un beso

AleMamá dijo...

Toyita, te extrañaba. Mi necesidad de escribir más que un arte y un don, como dices, es una necesidad y un goce, ¿y sabes? he estado releyéndoME, y de casi 700 entradas que tiene este sitio hay algunas que ni recordaba.

Cariños surtidos, querida amiga.

Gabriela dijo...

A veces es sumamente importante detenernos a ver las naderías: un barrendero que silba, un grupo de caracoles. Una pausa en los apuros en los que vivimos casi siempre.

RECOMENZAR dijo...

Te encontré de casualidad me gustó te lei vuelvo sin lugar a dudas

Goathemala dijo...

Bueno también yo juego con lo personal y la ficción. En mi caso la gran mayoría son historias inventadas de las que sólo algunos flecos podrían interpretarse de manera digamos que cercana a mi existencia.

Confusiones las hubo siempre.

Es muy importante no apagar la tradición oral o darle forma escrita como haces con la de tu madre.

Un abrazo.

Fernando dijo...

Pues ... ¡gracias por las historias que son recuerdos y gracias por los recuerdos que son historias!!!!

AleMamá dijo...

Goathemala: sí, es importante guardar las memorias que morirán con los viejos. También me gusta tramitir mis recuerdos e historias.
Gracias por venir

AleMamá dijo...

Ésta entrada la subí un sábado.... es curioso que los fines de semana los post no tengan tanta suerte como otros días. ¿En qué consistirá?

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas