Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



sábado, 21 de mayo de 2011

Héroe naval de diez años


Durante el funeral de mi tía, que narraba acá pude apreciar el nuevo monumento que hay en la plaza del pueblo. Se trata del grumete José Emilio Amigo Amigo que a la edad de 10 años luchó en el Combate Naval de Iquique (21 de mayo de 1879).

Es estremecedor pensar siquiera en esos miles de niños que se embarcaban en misiones inciertas, tal como se veía en la película Capitán de Mar y Guerra, con la actuación de Max Pirkis en el rol de un niño marinero que había perdido un brazo.

Hoy los niños no trabajan y se les protege su derecho a la infancia y de muchas cosas a las que esos chicos estaban expuestos, desde pedofilia a esclavitud laboral, pasando por montones de peligros para su salud e integridad física a tan tierna edad, pero así era. No podemos juzgar con criterios de otra época la historia, sólo lo consigno.

***
Una pequeña reseña biográfica. (Se sabe poco de él):
 
José Emilio Amigo Amigo.

Oriundo de San Javier de Loncomilla e hijo de Santiago Amigo Yáñez y María Concepción Amigo Lineros, José Emilio Amigo fue el héroe más joven del Combate Naval de Iquique, siendo parte de la dotación de la corbeta “Esmeralda”, cuando sólo tenía 10 años de edad.

Según las nóminas de la tripulación que participó en dicho combate, el pequeño José figura como grumete de la “Esmeralda”, cuya labor era atender las bajas de los buques de la Escuadra. En aquellas nóminas aparece como fallecido durante el transcurso del combate, sin embargo, algunas fuentes aseguran que el grumete José Emilio Amigo habría sobrevivido a la contienda, logrando regresar posteriormente a Chile.

7 comentarios:

Cyrano dijo...

"El viento norte hace a los Wikingos" Lo que pasa Alemama es que antes los niños no eran niños eran hombres pequeños su escuela era la calle, aunque no todos, e iban a la guerra como ir a una bronca de barrio.Y ademas combatian como verdaderos soldados

AleMamá dijo...

Cyrano, eres peruano y por eso te agradezco el doble tu comentario. Eran otras épocas, sin duda, y tienes razón, tenían una durísima escuela en los campos y ciudades.

Fernando dijo...

Eso es así en nuestros países, Alemamá, pero no en todo el mundo. En algunas guerras de África hay "niños soldados", robados o vendidos por sus padres, muchos de ellos mueren o quedan lisiados para siempre. Y en los grupos integristas árabes hay suicidas muy jóvenes, niños no pero sí adolescentes.

Ilustra nuestara ignorancia, Alemamá, ¿con quién luchó Chile en esa guerra? Ya no fue con España, ¿no?

AleMamá dijo...

Fernando, no, no fue contra España sino contra Bolivia y Perú. Al final sólo fue contra el Perú luego que Bolivia se retiró.

Son cosas pasadas pero que han dejado cicatrices hasta hoy, y pensar que somos pueblos hermanos ¡y no es un eufemismo!

Gabriela dijo...

Como bien dices, eran otras épocas. Pero sea como sea, nos seguimos asombrando de ver niños metidos en estos asuntos de guerra, que no deberían darse bajo ninguna circunstancia. Y felizmente seguimos asombrándonos e indignándonos.

Winnie0 dijo...

¿Recuerdas esa maravillosa pelicula Capitanes Intrépidos de Spencer Tracy (Manuel en la pelicula) y un niño que aprende todo de ese pescador? Te mando un beso y ese recuerdo

Marta Salazar dijo...

hoy en día, hay ninas de esa edad obligadas a prostituirse... y los únicos que dicen algo en contra son los suecos...

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas