Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



martes, 13 de septiembre de 2011

Preguntas a tu hijo sacerdote


Trabaja mucho y lejos, en una gran ciudad del sur, por lo que casi no lo tenemos en la Capital ni en casa, por supuesto. Agradezco a Skype la posibilidad de verlo desde lejos y poder comprobar con mis ojos lo bien y feliz que está, cosas principalísimas para cualquier madre de cualquier hijo, y más para una que ha sido agraciada con uno con una vocación tan exigente. ¡Esto si que es estar disponibles 24 horas 365 días al año, "estar ahí"  para lo que se necesite!

Conozco su entrega, y también que hay personas que no la entienden o la desprecian y algunas veces hasta los atacan con dichos y hechos, y esa es una pregunta que me gira en la cabeza, ¿Cómo te tratan? ¿Te han dicho o hecho algo malo?

Pero hay otras preguntas que hacen olvidar las que he contado, y es ir conociendo de su apostolado, de su labor de almas, de su trato con personas que, con su ministerio, salen consoladas y que comienzan a mirar a lo alto, con esperanza cristiana.

Es muy lindo tener un hijo sacerdote. Gracias a Dios




22 comentarios:

AleMamá dijo...

Puse en cursiva o itálica eso de "estar ahí" porque en Chile se ha acuñado una expresión que dice "no estar ni ahí" cuando las cosas te son indiferentes o no te importan. Ellos sí "están ahí", "donde las papas queman", que es otra expresión de estar en el meollo de las cosas difíciles.

Gabriela dijo...

Creo que mientras una persona esté contenta con lo que hace, el trabajo se sentirá como una actividad placentera. Más todavía cuando se trata de una vocación como la de tu hijo.

Winnie0 dijo...

Qué orgullo se intuye de tus palabras ALe. Y no me extraña!! Un beso grande

paterfamilias dijo...

Enhorabuena y ¡sigue así de orgullosa!

Fernando dijo...

Me dejó sorprendido lo de los ataques, Alemamá, creí que Chile era una sociedad respetuosa con la Iglesia y sus sacerdotes. ¿En serio hay problemas de ese tipo? ¿Los ha tenido tu hijo?

maria jesus dijo...

Tiene que ser de un orgullo y una satisfación tremenda ser la madre de un sacerdote. A mi me hubiera encantado que uno de mis hijos, tengo cuatro varones hubiera tenido vocación, pero no.
Enhorabuena Ale

AleMamá dijo...

Fernando, mi hijo dice que acá, si le han dicho algo, no se ha dado cuenta, pero que en España la cosa era mala, con ejemplos de situaciones en que estuvieron implicados algunos compañeros recién ordenados. A él, por suerte no le ha pasado nada, y si le pasara, "ya está perdonado", es parte inevitable de ser cristiano, parece. Es el tiro al pichón, los cobardes van a la segura de que se pondrá la otra mejilla, creo yo.

Angelo dijo...

Te entiendo perfectamente. Yo vivo lo mismo con mi hermano. Por eso duele cuando hablan los que hablan por hablar.
Un abrazo

eligelavida dijo...

Enhorabuena Alemamá!!

AleMamá dijo...

Amigos: estoy orgullosa, sí, es un honor, ¡pero tan inmerecido de mi parte! ¿que hace uno que no haya anticipado la gracia de Dios? En serio, ante realidades así, uno sólo se siente muy poca cosa.

ojo humano dijo...

Hiciste buen trabajo.
Dios le dé sabiduría del cielo para vivir la vida cristiana en un mundo tan difícil y descreído que nos ha tocado, aunque todas las épocas han tendio lo suyo con esto de la fe.

Fernando dijo...

Gracias por la aclaración, Alemamá.

Y qué bonito el nuevo encabezamiento.

mjbo dijo...

Te imagino preguntando eso de: ¿Cómo te tratan?, ¿te han dicho o hecho algo malo?
Lo imagino perfectamente.
Un abrazo

Cyrano dijo...

AleMama: te tengo una santa envidia.

derechoyfamilia-páginas libres dijo...

Querida Ale,
Tiempo sin visitarte, aunque mi cariño virtual está siempre contigo.estuve de vacaciones con mi familia y luego mi PC.se malogró.
!Qué hermosa entrada!, es una suerte y una gran bendición tener un hijo sacerdote, ya tienes ganado el cielo. Tengo una amiga que tiene 7 hijos, de los cuales 3 son sacerdotes, !es una maravilla!, en este tiempo en que el mundo necesita de tantos sacerdotes comprometidos con su fe, te felicito querida amiga y pediré para que Dios lo ayude a llevar muchas almas cerca a Dios.
Con mucho cariño desde San Isidro.-Perú.
Miles de besos virtuales.
Maricarmen.
p.d.
En mi última entrada, recuerdo la tragedia de Chile y me uno al dolor de los familiares de las víctimas.
MC.

Andy dijo...

¡Qué gran regalo! Sin duda Dios te ha bendecido, te ha concedido el mayor título nobiliario, el ser la madre de un sacerdote de Cristo.

Un abrazo!!

Miriam dijo...

Supongo que debe dar muchas alegrias y tb preocupaciones ser madre de sacerdote
De todas formas: ¡¡¡ Enhorabuena por este gran don de ser mamá de sacerdote¡¡

Hilda dijo...

Enhorabuena a ti como mamá porque tu hijo refleja los valores que recibió en casa.
Y felicitaciones a tu hijo por esa entrega, esa es la clase de sacerdotes que el mundo necesita.

Saludos. Hilda

Marta Salazar dijo...

una tía mía tenía una vecina mamá de un sacerdote, una vez contó una historia super divertida que se repite en mi familia "de generación en generación"; a lo mejor algun@ de uds. la conoce... porque ya la he contado... Tiene un "garabato", pese a ello, la puedo contar aquí?

AleMamá dijo...

Marta, dale, ¿cómo nos vas a dejar con la duda?

Marta Salazar dijo...

jaja, que conste que tengo autorización ;)

la sra. era italiana, inmigrante en Chile y su hijo (crecido en Chile) había descubierto su vocación.

Resulta que el hijo (entonces muy joven) estaba celebrando la misa, con el micrófono puesto en la camisa.

De repente, en un movimiento falso o porque el piso estaría resbaloso, se resbala y se cae. Mientra se iba cayendo, con el micrófono puesto, dice "Mierda!"

Gracias al micrófono lo escucha toda la iglesia y los fieles comienzan a reirse como locos ;)

Es real ;) Besos

hna. josefina dijo...

¡Cuánto hace que no pasaba!
Por supuesto que es un gran regalo de Dios, y sólo queda agradecer y tratar de responder.
Por lo demás ¿Jesús no fue incomprendido? ¿Por qué será que nosotros los cristianos nos extrañamos cuando nos toca una parte ínfima de lo que le tocó vivir a El?
Un abrazo.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas