Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 27 de junio de 2010

Las ciudades son dinámicas. Lo nuevo y lo viejo conviven.


 Comentándole a mi amigo Fernando sobre sus paseos por Madrid y los cambios que ha visto en su entorno, me ha hecho recordar que en todos lados pasa lo mismo.

Sin ir más lejos, ayer fui al centro de Santiago. A la Catedral para más señas, en plena Plaza de Armas, lugar fundacional de la capital de Chile. Casi no voy porque vivo en otro sector, pero siempre me sorprendo por los cambios. Siempre los hay. Algunos leves, como una tienda de siempre que no pudo con los precios de la competencia china, o un edificio remodelado en que dejaron sólo la fachada para llenar su cascarón tradicional con un edificio inteligente de última generación, o alguno que creció mientras yo dormía...en fin. Las ciudades, como el idioma y la vida, son dinámicas.

Roma no se construyó en un día y las otras urbes tampoco. Como las casas, hay que mejorar y sobre todo conservar y mantener, y para ejemplo un botón: nos estacionamos en los NUEVOS estacionamientos del VIEJO Teatro Municipal, que está siendo refaccionado luego de los daños del terremoto. Es una joya que reconocemos, pero quedará mejor luego que lo reinauguren el 4 de agosto. Tengo abonos para la ópera y veré personalmente las mejoras.Ya les contaré, espero.


13 comentarios:

Winnie0 dijo...

La vida pasa también para los edificios..... ¿competencia china también por allá? Es tremendo. Un beso Ale y ya nos seguirás contando

derechofamilia-páginas libres dijo...

Hola querida Ale, tienes mucha razón, todo cambia muy rapidamente, pero hay cosas que no deben cambiar como las joyas arquitectónicas de una nación, en Lima se incendió ya hace varios años nuestro hermoso Teatro Municipal, y hasta hoy no terminan de reconstruirlo, bueno la demora es que quieren que quede como fue desde siempre, sus adornos, etc,etc.

Cariños desde Perú,

María del Carmen

AleMamá dijo...

Sí, Winnie, los chinos han llegado para quedarse. Junto con los centros comerciales grandes o gigantes han hecho casi desaparecer los comercios tradicionales.

No es sólo de acá; también he visto morir negocios pequeños que quedaron al lado del Corte Inglés en España....así es la vida, el pez grande se come al chico.

AleMamá dijo...

Mª del Carmen: no recordaba que se hubiera quemado todo el teatro de Lima. El de Santiago también se incendió hace como un siglo y hoy la calle que va por el costado se llama Tenderini en honor a un bombero voluntario que murió ahí en ese siniestro.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Los chinos se están quedando con todo.
Serán la primera potencia mundial en pocos años.
Las ciudades cambian constantemente y cuando dejamos pasar un tiempo sin pasear por alguna zona tenemos sorpresa asegurada.

Besos.

Fernando dijo...

Hummm... Adivino a qué fuiste a la Catedral.

Leyendo tu post me he dado cuenta de que casi nunca nos cuentas cosas de Santiago, lo que se explica porque no vives exactamente allí, sino en Vitacura. Estaría bueno que si a veces vas (por ejemplo, al re-estreno de la Ópera) nos contaras cosas de la ciudad. Aquí, en Madrid, hay gente que viaja a Buenos Aires y luego cuenta cosas, pero de Santiago casi nadie habla, no conocemos mucho la ciudad.

...

¡Suerte esta tarde!

(Chiste: ante el Alemania-Argentina del viernes tendrás que decidir a qué nieta quieres más)

Fernando dijo...

(El chiste se refiere no a que Chile pueda perder hoy, que no va a perder, sino a la casualidad entre los dos países de las niñas)

AleMamá dijo...

Fernando, tienes razón en todo lo que dices. Por alguna razón los santiaguinos no amamos mucho a nuestra ciudad. Los porteños bonaerenses sí, y tienen razón, es muy bella su Capital Federal, y aunque no es muy limpia (está llena de papeles que te entregan al paso y la gente tira por ahí) y está llena de baches y es desordenada por múltiples motivos, tiene un encanto muy particular.

¿Qué haré en ese partido en que se enfrentarán mis nietas? ....creo que la "omerta" (código del silencio mafioso) será lo más sabio, jeje ¡¡que gane el mejor o el que sea mejor arbitrado!! así como se ha visto....

Oye, ¿te has dado cuenta que tus posts me inspiran otros míos muy seguido? lo mismo me pasa con Winnie, la del primer comentario.

Saludos, querido Fernando.

AleMamá dijo...

Toro, con tantos comentarios y admiradores que tienes, ¿te da la vida para venir al buen clima que pretendo tener en este blog? Gracias.

Lo de los chinos es una marea imparable y me asusta. Con Occidente demolido en sus bases culturales y morales por los gobernantes y poderosos de hoy estamos fritos.

¡A aprender chino, señores! o al menos inglés, pues ellos son tan inteligentes que lo están aprendiendo rápido.

Gabriela dijo...

¿Te imaginas cómo será esa convivencia nuevo/antiguo en una ciudad como Damasco, que tiene 7,000 años?
Me gustaría verlo...

hna. josefina dijo...

Ale, ¡qué pena que Chile no sigue!
De todos modos, veremos cuánto duramos los otros.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Lo siento, Alemamá.

zocadiz dijo...

si, se debe mantener siempre actualizado. es renovarse o morir.

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas