Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



miércoles, 18 de diciembre de 2013

Casi casi pierde un año



Soy yo, de nuevo. Vengo a contar la historia de cuando mi hija Ale Jr. casi pierde un año de su vida por estas mismas fechas.

Fue hace unos 15 años que ella fue por dos meses de vacaciones a Nueva Zelanda partiendo desde Michigan, EE.UU donde paso a visitar a su familia gringa del tiempo en que estuvo de intercambio estudiantil. Lo cierto es que abandonó ese país del norte rumbo a las islas un día 29 de diciembre, y ella está de cumpleaños el día siguiente por lo que viajó al oeste por largas horas, tantas, que por el cambio de hora perdió un día y por ser su cumpleaños, casi "perdió un año. Al llegar a esas hospitalarias tierras maoríes, las personas del aeropuerto encargadas de los papeleos de inmigración ¡le cantaron el cumpleaños feliz! Ella estaba de lo más desconcertada pero gratamente encantada.
Fue muy bonito y simpático.

12 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Gracias, querida amiga, por tu amable presencia en mi blog, por tu amistad, por tu cariño, por el tiempo y las cosas compartidas durante este año que se va. Te deseo una feliz Navidad y un venturoso año nuevo.

Abrazos.

ojo humano dijo...

Ale, por fin has dado señales de vida. Me alegro mucho que hayas regresado.
Un abrazo.

Gabriela dijo...

Tu hija debe haberse sentido muy bien con ese recibimiento.

Luisa dijo...

Me alegro de tu vuelta amiga mía.
Y me encanta la anécdota. Qué gente más acogedora jejeje
Siempre es de agradecer.
Ale, por si no me diese tiempo, feliz y santa Navidad y ya sabes que te llevo en mi corazón, amiga mía.
Besos mil

dolega dijo...

¡Que bonito!
Y que detalle el de las autoridades de cantarle el cumpleaños feliz jajaja

Alemamá, te deso una muy felices navidades de todos los miembros de mi casa.
Ojalá que sean una fiestas y un año venidero lleno de ilusiones cumplidas.
Besazo

susana dijo...

Qué curioso. Un beso.

Fernando dijo...

Bienvenida a casa, Alemamá.

Es muy curioso, Alemamá, pues hace dos días tuve una charla muy parecida a tu post. Una amiga mía viaja a pasar las Navidades a Argentina, y el vuelo le sale más barato porque coge el avión de la noche de fin de año, si volviera el día 2 ya sería más caro. Entonces, si sale de Buenos Aires a las 8 de la noche de allí, cuando en España ya sea la 1 de la madrugada, ¿cuándo ha de festejar el nuevo año????

eligelavida dijo...

Buena anécdota. Y qué agradable que la gente esté pendiente de estos detalles... aunque no sea exactamente el día, jajaja!

Me alegro de verte de vuelta Alemamá!! Un abarzo!

esteban lob dijo...

Hola Ale:

¿Y qué me dices de los que nacen un 29 de febrero y celebran realmente su cumpleaños cada 4?

Fernando dijo...

Feliz Navidad en compañía de tu familia y de tus amigos, Alemamá.

AleMamá dijo...

Gracias por venir en estas semanas de locos, queridos amigos.

FELIZ NAVIDAD PARA TODOS (recuerden que dura hasta el 6 de enero)

AleMamá dijo...

Esteban, mi bisabuela nació en año bisiesto el 29 de febrero. Debió elegir si su cumpleaños era en febrero o marzo. Eligieron para ella febrero, el 28.

Cariños

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas