Un rincón para detenerse con buen clima en general. Como en todos los sitios, acá no faltarán los nubarrones, pero con que pasen, ¡todo en su lugar!



domingo, 26 de abril de 2009

Cuidado de los árboles urbanos: un ejemplo fácil de seguir

Observen las tablas en todo el contorno del tronco


Me han mandado unas fotos de unos arreglos que están haciendo en una calle cercana a la casa de mi hija en Alemania. A mi yerno le gusta hacer seguimientos gráficos de lo que pasa en su entorno y ha ido documentando en fotos unos arreglos que le interesarán a pocos, pienso, pero hay un detalle digno de destacar y es el cuidado que ponen con el trato de los árboles. Fíjense en las protecciones de madera con que han forrado los troncos de esos tilos/lindes, que me encantan.

En Chile tenemos, introducidos desde allá --y entre otras cosas usamos sus flores para hacer tisanas para la tos-- pero me parece que en su hábitat natural tienen un encanto mayor.

En este blog he tratado el tema antes, y la diferencia en el trato es tan grande ¡como ÉSTO!


12 comentarios:

Fernando dijo...

Hola, Alemamá, tu post me pone un poco triste. El alcalde de Madrid es muy poco amigo de los árboles y demasiado amigo de las obras públicas. Alguien dijo -en broma- que habría que crear para él el delito de genocidio arbóreo. A veces vas por una calle en la que había árboles inmensos, y descubres que ya no los hay.

Me gusta mucho la foto que pones. Un país empieza a ser civilizado por cómo trata a los árboles -véase la foto- y a los animalitos. A lo mejor eso es compatible con que el país permita el aborto, no lo sé, pero la foto de tu yerno nos hace pensar en una sociedad mejor, más respetuosa, más tranquila.

Jorge S. King dijo...

Que interesante, en verdad. Ojalá se imitara la medida en todos lados. Por estos rumbos, muchas veces son los vecinos los que salen a pedir se cuiden de hacerle daño a loa árboles durante las obras públicas. Seguramente allí en Alemania ya tienen normativas que reglamentan el cuidado de los árboles.

Ana dijo...

Debo estar con problemas con internet porque no puedo ver las imágenes... intentaré más tarde.

Terly dijo...

Querida Ale Mamá; en el jardín de mi casa tengo dos tilos enormes a los que le tengo un especial cariño porque me dan tila y sombra.
La tila, no solamente para calmar la tos, que también, pero sobre todo para calmar los nervios, cosa ésta que con la vida que llevamos necesitamos cantidad y la sombra porque es un buen árbol y ya sabemos todos que "el que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija"
Por cierto, los tengo cuidados con mucho cariño.
Un beso desde la sombra del tilo.

AleMamá dijo...

Árboles urbanos...es todo un tema que me ha preocupado por años. Son nuestros amigos, nos dan sombra y belleza, y tan mal que los tratamos tantas veces.

En este blog he hablado antes del tema acá*

Marta Salazar dijo...

y para qué harán esto?

es que son suavos... en B-W, tienen sorprendentes costumbres, ja ja

saludos!

AleMamá dijo...

Marta, no te rías, mira que he visto en MI barrio cómo han descascarado los árboles al quitarles de a poco las cortezas por arrimarles materiales, maquinarias, etc. Se ve exagerado para nuestros usos, sí, pero la verdad es que es mejor carta de más que carta de menos, aunque sea un humilde tilo viejo.

pon dijo...

Yo recuerdo hace años en Madrid que se pusieron esas protecciones de madera en los árboles recién plantados. Era alcalde Rodríguez Sahagún, que cuidaba los árboles y a cada niño que nacía en la ciudad le asignaba un árbol con una placa con el nombre del niño y la fecha de nacimiento al pie del tronco, y regalaba un madroño a la madre. Pero los alcaldes siguientes han sido nefastos para los árboles y no los cuidan nada. Más bien los maltratan y los desprecian. Una pena.

Jorge S. King dijo...

Que bueno sería se reedite (para no decir "se reimplante") es costumbre de regalar a cada recién nacido un árbol. Muy bueno sería.

AleMamá dijo...

Pon, no había oído de tan linda costumbre. Qué pena que se pierdan iniciativas tan buenas.
Un abrazo

maria jesus dijo...

Yo tambien vivo en Madrid. La costumbre era poner el nombre del niño al arbol para que este lo cuidara cuando creciera.Era bonito.

Ahora, mejor no hablar

Marta Salazar dijo...

si no me río! pero no me puedo explicar para qué sirve!

un abrazo!

Algo de mí

Mi foto
Vitacura, Santiago de Chile, Chile
Mujer, hija, esposa, madre, y como consecuencia, ahora soy abuela de Sofía,Isabel y Juanito, por el momento, mientras llegan los demás que están en la mente de Dios. Tengo 5 hijos, uno de ellos es sacerdote católico. Una bendición inmerecida. Mi apodo bloguero de AleMamá se lo debo a mi yerno. Para distinguirme de su esposa llamada como yo (y no por culpa mía) comenzó a llamarme así. Muchos me lo escriben como "Alemana", pero no, se trata de Ale, como apócope de Alejandra, y mamá por el mejor papel que la vida me ha dado, el de esposa y madre. Soy chilena, católica, y con la cultura occidental muy metida en el alma. Me interesa la tecnología y la ciencia al servicio del hombre, considerando la Ley de Dios siempre, siempre, siempre.

Entradas más vistas